Comunícate con Nosotros

  (0295) 287.03.74
  tarifa.24-7digital.com
  aurdaneta247digital@gmail.com

Pescao Salao: Los asesinos de Venezuela / “La Divina Comedia” / Ocurrió en el Metro de Caracas


Javier Vivas Santana

20/04/2018 | 06:45:00

Los asesinos de Venezuela / “La Divina Comedia” / Ocurrió en el Metro de Caracas

 

Pescao Salao (…) Los asesinos de Venezuela son aquellos quienes teniendo altas funciones de Estado cuando son increpados por el pueblo o periodistas sobre los niños, adultos o ancianos que buscan un mendrugo entre la basura, dicen que no “han visto” tal realidad, y que por ende lo niegan con total firmeza.

Los asesinos de Venezuela son aquellos que mientras el bolívar ha sido pulverizado y convertido en “polvo cósmico”, o sea, destruido como moneda nacional debido a su infinita devaluación diaria en relación con la moneda extranjera, lo cual originó una terrible (hiper)inflación que devoró por completo los salarios, no obstante, tales individuos dicen que la inflación “no existe”, o que la hiperinflación es una “creación imperialista”.

Los asesinos de Venezuela son aquellos que utilizan el chantaje político empleando el hambre de la gente como instrumento de presión social, cuando obligan a los más necesitados para que voten de manera forzosa por ellos, so pena de perder una bolsa con unos pocos alimentos que apenas podrán mitigar el hambre de unos pocos días.

Los asesinos de Venezuela son aquellos individuos quienes desde una completa desviación del pensamiento humano en vez de entregarle libros, o materiales pedagógicos y deportivos a los niños, los llevan a realizar actos públicos para que tomen entre sus manos pistolas y ametralladoras bajo la “justificación” que deben comenzar a entregar sus vidas por la “patria”, es decir, imponiendo sobre la población infantil una ideologización perversa de guerra y mentalidad asesina.

Los asesinos de Venezuela son aquellos quienes afirman que se ha firmado el mejor contrato colectivo en la historia de los docentes, cuando el salario de éstos apenas alcanza para comprar unas tres latas de atún. Los asesinos del país son aquellos que se atreven a jactarse que el 100% de la población en edad de llamados “adultos mayores” están pensionados por un gobierno, cuando esa “pensión” equivale a menos de un dólar en el mercado paralelo y apenas alcanza para comprar unos gramos de queso.

Los asesinos de Venezuela son aquellos que hablan de “parto humanizado” porque les entregan a quienes van a ser madres un “bono” que escasamente les alcanza para comprar medio cartón de huevos,  mientras tienen sus alumbramientos en el piso o las sillas de las entradas de los hospitales porque no existen espacios de hospitalización ni funcionamiento de los quirófanos.

Los asesinos de Venezuela son aquellos quienes niegan la escasez de medicamentos, vacunas, y materiales médicos - quirúrgicos no sólo en farmacias sino en todos los ambulatorios y hospitales del país, condenando a los pacientes en los diferentes eslabones de la población a ver agravada su salud, o incluso a ver su vida en peligro de muerte, como por ejemplo quienes deben ser dializados o tratados con enfermedades de Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

Los asesinos de Venezuela son aquellos quienes ven como se contamina nuestra población indígena o quienes residen fundamentalmente en zonas selváticas o limítrofes de enfermedades como el paludismo, la difteria, sarampión y hasta mal de Chagas, sin que existan ni siquiera medidas epidemiológicas que limiten los brotes y epidemias. Los asesinos de Venezuela son aquellos quienes viendo la inmensa crisis de salud pública, ignoran el trabajo loable y abnegado de médicos, enfermeras, bioanalistas, radiólogos y todo el personal asistencial, no sólo condenándolos a trabajar en condiciones paupérrimas con destrucción de la infraestructura hospitalaria, sino también a devengar ingresos humillantes que apenas satisfacen uno o dos días de alimentación.

Los asesinos de Venezuela son aquellos que ven el cómo lentamente las universidades son devastadas en sus aspectos académicos y operativos, al quedarse sin libros, laboratorios, materiales didácticos y servicios sociales integrados por becas, comedor, transporte, asistencia médica, etc.

Los asesinos de Venezuela son aquellos que viendo los inmensos casos de corrupción, cuyo saqueo sobre la patria se estima en unos 300 mil millones de dólares en los últimos tres lustros, apenas si existen unos cuantos funcionarios de rangos medios que han sido detenidos, pero los llamados “peces gordos” no solamente son intocables, sino que además siguen dando órdenes desde lo más alto del poder, aunque el resto del país se vea moribundo y envuelto en una gigantesca crisis económica y social.

Los asesinos de Venezuela son aquellos que ante la debacle económica inventan una criptomoneda llamada el “Petro” para seguir engañando a los incautos, e irónicamente cuando éstos van al exterior a “representarnos” cobran sus viáticos y emolumentos con los odiados dólares y euros, cuyas monedas según ellos le hacen tanto mal a la humanidad.

Los asesinos de Venezuela son aquellos civiles y militares que públicamente aparecen retratados con integrantes de cuerpos paraestatales que amenazan con sendos videos y armas a la población que ellos consideran son sus “enemigos”, mientras el principal vocero del ministerio público se hace el desentendido, o bien porque es cómplice de tal barbarie o porque cumple instrucciones desde la cúpula del poder, permitiendo a tales salvajes, delincuentes y asesinos que impongan sobre los ciudadanos honestos sus códigos de violación jurídica y social.

Los asesinos de Venezuela son aquellos que cada vez que los servicios públicos de electricidad, agua, telecomunicaciones, gas o transporte como el Metro de Caracas, colapsan como efecto de la falta de inversiones y mantenimiento, dejando a millones de personas sin poder realizar sus actividades más básicas del día a día como cocinar, lavar, plancha, realizar alguna operación electrónica, o simplemente intentar estudiar o trabajar en el medio de tantas dificultades,  dicen que tales fallas se deben al “sabotaje”, “terrorismo”, “El Niño” y hasta “la iguana”.

Los asesinos de Venezuela son los que masacran a menos de una decena de rebeldes, previamente rendidos con la aparición de un video, a quienes fulminan sus vidas bajo la historia del “enfrentamiento”, desplegando para ello un operativo militar que incluye lanzacohetes, tanques de guerra y cientos de soldados, desde una perspectiva que orienta infringir una política del miedo sobre aquellos que por una u otra razón intenten revelarse ante quienes detentan el poder.

Los asesinos de Venezuela son quienes conocen perfectamente que ante la impunidad e ineficiencia de las leyes y los cuerpos de seguridad del Estado, roban, atracan, secuestran y asesinan a sus anchas, sin limitaciones de ningún funcionario porque éstos como órganos se han unido a las mafias de delincuentes que se han apoderado de todas las ciudades y espacios del país. Los asesinos de Venezuela son aquellos que después que mueren decenas de presos quemados en los calabozos de la policía nacional, dicen que eso “no es responsabilidad de ellos”, llegando a decir, que a pesar de que ocurren tales masacres, tenemos el mejor “sistema carcelario del mundo”.

Los asesinos de Venezuela son aquellos autores y cómplices del contrabando de gasolina y los escasos productos alimenticios que se producen o llegan al país, originando con ello que las mafias paralelas de la economía se adueñen de la actividad comercial de las zonas afectadas.

Los asesinos de Venezuela son aquellos que viendo el desmadre alimenticio o de salud del país, llegan a decir ante espacios internacionales que tenemos comida para alimentar a tres países o se atiende al 100% de la población en materia asistencial con máxima “eficiencia”.

Los asesinos de Venezuela son aquellos responsables de la quiebra de la industria petrolera que han disminuido la producción de crudo en más del 50% desde 1998, al punto que ni aunque aumentará en tres cifras el precio del barril del petróleo, se pudiera salir de la crisis en el corto plazo, y peor todavía, tal situación ocurre bajo posible escenarios de incumplimientos en el pago de deuda externa, lo cual terminaría por acabar lo poco que nos queda de lo que una vez fue una empresa modelo en el mundo.

Los asesinos de Venezuela son aquellos quienes al destruir la empresa petrolera, ahora permiten de manera ruin y contaminante la explotación de nuestra riqueza minera sin ningún tipo de control ambiental, y menos aplicando estrictos controles para la preservación de la biodiversidad y recursos naturales que allí se encuentran. Verbigracia, acabando por completo hasta con cualquier forma de vida.

Los asesinos de Venezuela son aquellos que viendo lo que ocurre en la patria del Libertador, donde se ha originado un éxodo de millones de venezolanos, quienes siendo estudiantes, trabajadores, profesionales o empresarios deciden marcharse del país porque no encuentran posibilidades de desarrollo económico y social, y además tienen limitadas sus libertades constitucionales en el marco de una democracia que ha sido sustituida por un neototalitarismo combinado con las más perversas acciones fascistas, nazistas y estalinistas.

Los asesinos de Venezuela son aquellos quienes dicen que la muerte del país se debe a una fantasiosa “guerra económica”, “guerra psicológica” y hasta “guerra bacteriológica”, es decir, que aunque esto fuera cierto es evidente que prefieren la muerte de todo un país mientras ellos nos siguen llevando hasta la pérdida total e irreversible de la guerra, que hasta la presente ha tenido en ellos como únicos responsables de esta destrucción y postración en nuestras vidas.

Los asesinos de Venezuela están identificados, convictos y confesos. Los asesinos del país sólo nos han dejado las espinas más grandes y afiladas de este pescao salao…

***

Espinitas

● En la isla de Margarita hay complejos residenciales y comerciales que llevan años esperando por las instalaciones eléctricas y transformadores sin que la empresa responsable pueda brindar respuestas efectivas y concretas. No obstante, hay un restaurant ubicado en playa Parguito, en el cual tales acometidas fueron colocadas en su momento no sólo en tiempo récord, sino que han sido ampliadas conforme aumenta la capacidad de demanda de tal local convertido en un emporio en el medio de la crisis. El local en cuestión recibe el nombre de “La Divina Comedia”, del cual se dice que su dueño es el llamado “protector” de Nueva Esparta, quien por cierto es hasta la imagen del referido negocio. Así están las cosas por la zona insular en relación con el llamado tráfico de influencias.

● En nuestra edición de Pescao Salao del 6-4-2018, dijimos que se avecinaba un evento de magnitud en el Metro de Caracas como producto de una falla en los vagones. Los días nos volvieron a dar la razón, cuando una persona quedo atrapada entre las puertas de unos de los vagones aparentemente por una falla mecánica.

● Aumenta la intención del ejercicio del voto para las elecciones convocadas de manera fraudulenta el próximo 20 de mayo. Veremos que ocurre en los próximos días.

● Una importante figura del gobierno nacional se encuentra en estado delicado de salud. Ha intentado por todos los medios aparecer ante las cámaras como si nada tuviera. Que no vaya a sorprendernos se repentina hospitalización o hasta muerte. El madurismo sabe perfectamente de quien hablo ¿Lo ocultarán en Cuba en caso de que llegue ese momento?

● Se avecina un mega-apagón que dejará al 80% de la población sin energía eléctrica. El sistema eléctrico del país está en ruinas.

 

Pescao Salao el sabor del mar en las palabras

@jvivassantana

Compartir

Comunícate con Nosotros

  (0295) 287.03.74
  tarifa.24-7Digital.com
  aurdaneta247digital@gmail.com