Comunícate con Nosotros

  (0295) 287.03.74
  tarifa.24-7digital.com
  aurdaneta247digital@gmail.com

Pensar Educativo: La docencia universitaria: una vía u otra


Asunción Suniaga

03/08/2018 | 08:00:00

Ante esta compleja e incierta realidad que nos circunda hablar de una docencia universitaria otra pareciera ser un desafío. Sin embargo, las actuales tendencias plantean una redefinición en la función del docente, de su formación y desarrollo profesional; un cambio sustancial de rol que genera y orquesta ambientes de aprendizajes complejos, propiciando en sí mismo y en los estudiantes, la búsqueda y la creación de conocimientos, mediante estrategias y actividades apropiadas.

Asimismo, esbozan la posibilidad de una docencia ética, estética, critica, creativa, sensible y transdisciplinaria que rompen con una concepción tradicionalista, transmisiva, mecanicista, repetitiva, fragmentada del docente y optan por una mirada hacia la condición humana, que oriente sentido hacia su existencia. 

Visto así, y en aras de aportar nuestras reflexiones al debate para recrear una docencia u otra, cabe preguntarse: ¿Cuál es la concepción epistemológica de la docencia universitaria? ¿De qué manera los docentes universitarios construyen conocimientos? ¿Promueve el docente universitario la construcción de conocimiento a través de la recreación de su realidad cotidiana? ¿Cuáles son los mitos que imperan en nuestros espacios académicos en relación a las formas de conocimiento? ¿Cómo enfrentar estos mitos y vislumbrar nuevos horizontes para la construcción de conocimiento en los espacios universitarios? ¿Cuál es el nivel de compromiso del docente universitario con la institución que niegan otras posibilidades de construir conocimiento? ¿Cuáles son los desafíos que se debe replantear la universidad de nuestros tiempos en cuanto a la construcción de conocimiento y la consolidación de saberes? ¿De qué manera los docentes universitarios podemos contribuir a la construcción de nuevos horizontes epistémicos?

Por lo anterior, considero que un docente universitario tiene que inquietarse, criticarse, preocuparse, motivarse y ocuparse de su práctica cotidiana ante las exigencias que les plantea el entorno. Al respecto, Foucault (2002) expresa que es necesario “tomarse a sí mismo como objeto de desvelo.” (p.51)

Pensar una docencia universitaria u otra, devela problemas derivados de la crisis, de sentido, de pensamiento y de futuro que ha establecido modos de producción de conocimiento que es necesario cuestionar para poder propiciar una verdadera transformación. En este sentido, Michel Foucault, influenciado por Inmanuel Kant, Friedrich Nietzsche y Martin Heidegger realizó estudios sobre filosofía antigua específicamente la cultura griega develando una serie de prácticas conocidas como técnicas de si o tecnologías del yo (2008), que apuntan  hacia la experiencia del docente que se analiza a partir de una serie de prácticas pedagógicas, pensamientos, conductas o cualquier expresión del ser, basado en una actitud crítica y reflexiva sobre sí mismo tendentes en su transformación que se llevan por autonomía docente o con ayuda de otros. Entre ellas, tenemos:

1) El aprendizaje en la práctica utiliza el entorno como recurso pedagógico, de forma de establecer relaciones reales del conocimiento con el contexto que promueva la reflexión, la crítica y la toma de decisiones.

2) El acompañamiento pedagógico que pudiera suscitarse en aquellos docentes en formación, contempla situaciones prácticas imprevisibles que exigen a menudo resoluciones inmediatas.

3) Las aulas interactivas en las que se orienta a desarrollar tanto en los estudiantes como en los docentes habilidades comunicativas en forma oral, escrita y gráfica para la producción de textos, gracias a la interacción colaborativa, intercambio con otras instituciones universitarias, uso de las tecnologías de información y comunicación (TIC) como recursos pedagógicos.

4)El aprendizaje colaborativo consiste en una actividad realizada entre los mismos docentes durante periodos inter-académicos, para formarse sobre un tema particular, desarrollar talleres vivenciales y experienciales, prácticas de campo u oficios, entre otros.

5) La investigación basada en el desarrollo y fomento de la actividad investigativa utilizando diversos medios, problematizando situaciones o tomando situaciones del contexto que permitan desarrollar ideas creativas e innovadoras para generar soluciones.

6) Los espacios de encuentro docente constituyen lugares o actividades que permiten a los docentes tomar actitudes (auto)reflexivas, para conocerse y para ver como lo afecta su entorno y como ha influido éste en su práctica y en su relación con los demás, y con el conocimiento, que justifican una u otra práctica social.

Es posible entusiasmar y atrapar al estudiante universitario en su propio aprendizaje, cuando se le estimula y motiva, y se le pone en situación de crear algo propio para aprender, y por otra parte enriquecer el trabajo docente en la acumulación de experiencias significativas que procuren una satisfacción y logros cognitivos actitudinales.

En resumen, una docencia universitaria u otra que se asocie en esta contemporaneidad que nos circunda y emerja de una sensibilidad, del diálogo, del respeto, del compromiso personal y profesional que percibe nuestro comportamiento, y el de los demás, nos moldea y se hace catalizadora de su propio destino y constructora de su propia historia.

 

@asuniaga

Compartir

Comunícate con Nosotros

  (0295) 287.03.74
  tarifa.24-7Digital.com
  aurdaneta247digital@gmail.com