Comunícate con Nosotros

  (0295) 287.03.74
  tarifa.24-7digital.com
  aurdaneta247digital@gmail.com

"Hay que dar repuestas, dejar de imponer su voluntad y aprovechar la oportunidad"


Aníbal S├ínchez

03/07/2019 | 10:00:00

Ante la interrogante de ¿Quien pagará la factura de los desaciertos políticos en venezuela?  Muchos coincidirán en que sería el pueblo, visto este como ese conglomerado de Gente que sucumbe ante la crisis socio-económica.  En la actualidad, parece, que regresamos al punto de que el problema político quedo para los políticos, lo que tiempo atrás hubiese sido el escenario ideal para los que le gusta y apuestan a la Política Partidista, donde la gente es vista como objetos dentro de un Mercado Electoral, mutante, que busca sin intención como cobrar la factura, pero en su mayoría es acreedor de la gran deuda social, del estado.

Iniciamos un año calendario (2019), con muchas expectativas en función de un cambio; “gracias a los generadores de matrices, medios de comunicación formales e informales constituidos estos básicamente por las redes sociales, sumado a los operadores políticos; lograron imponer el escenario del conflicto político” Sin llevar una correcta evaluación del TIME y de la necesidad de avanzar en el escenario de la conflictividad socio-popular, “si esa misma que crea masa, y músculo organizado”. En ese teatro de operaciones creado, con muchas falencias, y con algunos avales; se vieron en la obligación de dar mucho peso a la presión internacional en búsqueda de ese cambio, pero ésta obedece a otra Política e Intereses “Por lo que más bien de buscar imponer una voluntad, se debe aprovechar la oportunidad”.

Una presión internacional, que luego de una escalada de sanciones y cercos, asomaba la posibilidad de algún tipo de intervención. ‘fue bien descifrado por el sector oficialista, conocedor del letrero cuidado perro bravo’ y que también cuenta con respaldos internacionales importantes. “El tener que explicar la estrategia llevó a debelar la táctica; y la amenaza no llega a ser creíble, pero esta presente”. Ahora obligados a retomar el camino con más fuerza de las sanciones, a pesar de los daños colaterales que pueden producir en esa misma gente agobiada por la crisis socio-económica, que tenía sus causantes preexistentes, como los define el informe de la comisionada para los Derechos Humanos. 

Lograr que los que ejercen el poder actualmente, se sientan amenazados y que comprendan la imposibilidad de lograr tener sustentabilidad y gobernanza, es importante “quienes ejercen actualmente el poder; se deben sentir amenazados en lo personal, ellos y sus familias, sus bienes y fortunas, sentir  que su comodidad y seguridad peligra” es lo único que podría moverlos o perturbarlos; hasta llevarlos a un escenario de Negociación, donde el aspecto social, no puede ser puesto de lado. En esto punto avanza el aparato oficialista a nivel de su bien definido Mercado Electoral, con los mensaje de atentados y pérdida de recursos de la ayuda internacional.

Es solo “bajando el costo de su salida y aumentando el costo de la reprensión” como producto de la conflictividad en la región y en medio de un estado de emergencia humanitaria. El Analista Político y Consultor Electoral Aníbal Sánchez visualiza que “Al no estar nadie dispuesto al uso de la fuerza militar y consientes de la imposibilidad de ganar solos, la vía diplomática y de la negociación se imponga” empujada esta por la Unión Europea, una buena parte de los miembros de la Organización de Estados Americanos, los propios EEUU, sumando naciones como China y Rusia, estas últimas dependiendo de la negociación global, fijarían los tiempos y el tipo, pero siempre en la ruta de un proceso electoral.

De ser así, una vez resuelto el tema de “mediadores o facilitadores”, que podrían venir de la Unión Europea, el Vaticano, las Naciones Unida, y de la misma OEA, quedaría por definir una agenda, y en ella las condiciones del proceso electoral aceptable, siempre en un escenario de mayor competitividad que el actual, pero perfectible una vez se logre la reinstitucionalización pues “debemos tener claro, que la transición hacia un verdadero estado que permita el desarrollo, sustentabilidad, y oportunidades para todos por igual, sería una vez cerrado este ciclo”. 

Por lo que surgirían otras interrogantes, de darse este escenario como: ¿Cuáles son las condiciones mínimas, para que la oposición acepte ir a un nuevo proceso electoral? ¿Tiene la oposición la fuerza suficiente para imponer o lograr que la otra parte acepte estas condiciones? ¿En que tendrá que ceder la oposición, a cambio de que se acepten sus condiciones? son solo algunos algunas. 

 

Si existe en la actualidad algún “actor político” que cree tener la apuesta ganadora, seguro aupara otro escenario, tan irreal como sus bases, por lo me atrevo a sostener, “debemos ser nosotros como sociedad los que tengamos que recuperar terreno, en pro de una negociación; por lo que no debe entrañar se esté configure otro tipo de Unidad Política, que tenga el reconocimiento de muchos actores, a parte de la Asamblea Nacional”.

Compartir

Comunícate con Nosotros

  (0295) 287.03.74
  tarifa.24-7Digital.com
  aurdaneta247digital@gmail.com